Luc Lezzy' Bubbles Magic

Vai ai contenuti

Menu principale:

Formula

Formula para las Burbujas



Hacer burbujas ha sido siempre una gran diversión para muchos niños. Seguramente, también nosotros hemos jugado y creado millones de pequeñas burbujas coloridas y frágiles.
Con un pequeño tubo de plástico, un vaso con agua y jabón, nos divertíamos durante
horas y horas corriendo con las burbujas transportadas por el viento o quedándonos a observar su belleza , su perfección, sus colores y su transparencia. Lo que fascina a los niños es seguramente su ligereza, que se compara sólo con la de las hadas o de las mariposas.
Para producir burbujas de jabón, se usaba tradicionalmente una mezcla de agua y jabón de Marsella, que nuestras madres usaban para lavar la ropa.
Las sales minerales contenidas en el agua, substraen parte del jabón con consecuencias negativas.
El jabón reacciona con las sales de calcio y de magnesio presentes en el agua, formando un precipitado insoluble que substrae moléculas tensioactivas a la solución.
Los detergentes, en cambio, reaccionan con las sales minerales presentes en el agua, produciendo compuestos solubles, en consecuencia, los detergentes son mucho más estables que el jabón como tensioactivos y son más eficaces para producir burbujas de jabón.
Para una solución, utilizar prefererentemente agua del grifo y detergente líquido para platos.
Probar también agua destilada con jabón y, por qué no? agua destilada y detergente.
La presencia del agua en la membrana de la burbuja es importante para su duración .
Con el transcurrir del tiempo, parte del agua desciende por fuerza de gravedad hacia el fondo de la burbuja y otra parte se evapora. De este modo, la membrana se debilita y termina por romperse.
Para alargar la vida de las burbujas se añaden substancias que hacen que el agua se haga más densa.
Substancias del tipo: azúcar, miel, glicerina, gelatina, jarabe de goma.
Se tendrán mejores resultados dejando reposar la solución por un par de días.

Mezclar una parte de detergente para platos con 15 partes de agua.
Por “partes” nos referimos a la unidad de medida a usar como referencia a la cantitad total que se va a producir.
Para nuestra solución, usamos una tacita de café: tendremos que mezclar 1 tacita de detergente para platos con 15 tacitas de agua (preferiblemente caliente).

ATENCIÓN:
Los jabones y las substancias que lo los componen pueden irritar los ojos y la piel. Se aconseja de preparar la solución en presencia de una persona adulta.

Mezclar lentamente los dos componentes en un recipiente bastante grande, sin agitar y sin crear espuma. Añadir eventualmente una tacita de glicerina, que se puede comprar en la farmacia.
Si no se dispone de glicerina, se puede utilizar dos o tres tacitas de miel, para adensar el agua.
Mezclar siempre lentamente por lo menos 5 minutos, hasta que los componentes se hallan disuelto.
Verter la solución en un galón o botella bastante amplia.
Dejar reposar por lo menos dos o tres días, manteniendo el galón o botella en un lugar fresco y lejos de fuentes de calor.
Ahora, la solución está lista para producir miles de burbujas y ensayar algunos experimentos divertidos e instructivos.

Felices burbujas a todos.....



 









 
Torna ai contenuti | Torna al menu